15 de mayo de 2014

Ahí vamos de nuevo: ¡adiós, Bofo!

Desde el fondo de un herido corazón rojiblanco / Noticutre. Haciendo a un lado los sobadísimos chistes sobre la podóloga, el árnica, y las frases concupiscentes de Lavolpe, que a estas alturas son más que un agüevante lugar común, les comento que apenas hace unos instantes, mientras esperaba a que se descargara una película porno de robots de Michael Sullivan, me puse a navegar en las secciones de deportes y descubrí algo muy triste y trivial: acaban de correr (ahí vamos de nuevo) al Bofe Au7is7a de Chivas USA xD



No tenía ni idea de que ese crack anduviera rodando por los pastos al norte del río Bravo, y menos que la víctima de su inoperancia fuera el desangelado rebaño angelino, mismo que recientemente fue vendido por la pareja presidencial a la MLS, y que dicho sea de paso ha sido otra triste muestra de la bobera de Omnijorgito y señora en materia pambolera (y mejor ni hablemos de las inexistentes Chivas Chinas xD).


Lo que es un hecho es que una vez que la liga gringa de fucho tuvo los derechos sobre la inoperante franquicia rojiblanca, el director técnico Wilmer Cabrera, ni tardo ni perezoso, decidió inteligentemente cortar al pelmazo alacrán que tenía en la espalda, que como bien sabemos es uno de los consentidazos y apapachados de Vergara.

¿Reír o llorar? Pues contrariamente a lo que algunos podrían pensar, lloramos. No, no se confundan; no le tenemos aprecio, ni siquiera lástima al internacional bultito. Lloramos porque igual y ahora se le ocurre a Vergara, visceral como es, traerlo de vuelta al Rebaño Sangrado y anunciarlo como un refuerzo de lujo.


Luego por eso la afición chiva busca distractores cutres, y no mentimos. Hace unos días fuimos testigos de que hubo quienes prefirieron volcarse a apoyar, en la intrascendente final de ascenso, a los Estudiantes Tetos del señor Slim, o a los liones negros de la Mugre G. Ver para creer.